Reconstrucción facial Ava

Muchos habéis expresado vuestro interés en el proceso de reconstrucción facial de Ava, así que Hew ha estado trabajando duro estos últimos días para traernos una explicación clara que nos ayude a entender cómo creó la reconstrucción bidimensional.

Hew Morrisson está graduado en el Máster en Ciencias Forensic Art de la Universidad de Dundee. Se graduó en 2014 y ha continuado trabajando como artista forense desde entonces.

IMG_8875
Michael Sharpe (c)

El cráneo que ha sobrevivido es muy delicado, y es, por supuesto, completamente irremplazable. El método para crear una reconstrucción tridimensional puede ser muy intrusivo, ya que implicaría tener que hacer un molde de yeso del cráneo, pudiendo dañarlo gravemente. También se puede hacer una reconstrucción tridimensional usando equipos que contengan escáneres y software de reconstrucción tridimensional, pero tienen costes muy altos, así que Hew decidió finalmente hacer una reconstrucción usando el método bidimensional.

El estadio inicial del proceso era confirmar la edad, el sexo y la ascendencia racial del cráneo. Hew, como otros especialistas, confirmó que la hipótesis más probable es que se trate de una mujer joven adulta, alrededor de los veinte años, basándose en el desgaste dental y la fusión de las suturas del cráneo.

A continuación, se colocó el cráneo en el que se conoce como “Plano Horizontal de Frankfort”, una posición que simula la posición de descanso normal de la cabeza humana. Después, el cráneo fue fotografiado a una distancia de seis pies (1.83 metros) para evitar la distorsión de la lente. Se colocó una escala gráfica cerca del cráneo para poder trabajar digitalmente con la escala y poder aumentarlo a tamaño real y hacer las mediciones correspondientes.

Parte del hueso cigomático (la mejilla) del lado izquierdo estaba levemente dañado o erosionado. Para reconstruir el segmento que faltaba, se dibujó una línea vertical que partía el cráneo en dos mitades desde el centro, y planos horizontales muy cercanos se extendieron desde esta línea central hacia el hueso cigomático completo, el derecho. Entonces, los planos del hueso cigomático de la derecha fueron aplicados al cigomático izquierdo incompleta como un espejo, de modo más similar al que hubiera sido en la realidad.

Para recrear la mandíbula o maxilar inferior, que faltaba, Hew aplicó el método del libro The Human Skeleton in Forensic Medicine, de 1962, del antropólogo pionero Walter M. Krogman. Usando este método, Hew pudo reconstruir un contorno que se podría acercar al original y también pudo estimar una posición y tamaño correctos en consonancia con el cráneo.

Las siguientes medidas se tomaron en los puntos más anchos de la apertura nasal y se usó una fórmula para calcular la anchura de la nariz. Por lo que se refiere a los diente, aunque algunos se han ido soltando con el tiempo, la mayoría han sobrevivido, tanto de la mandíbula superior como de la inferior. Midiendo el esmalte de los dientes, se pudo calcular el tamaño de los labios. La posición de las comisuras de la boca está entre los caninos y los primeros premolares.

Stage 7

Para recrear la profundidad entre el hueso y la piel, se aplicó al cráneo un método que representa la mediana de profundidad de los tejidos en las mujeres caucásicas europeas en el rango de edad en el que se encuentra Ava. El tamaño del ojo humano es de 24mm de diámetro (coincide con el tamaño de un cuarto de dólar americano). Así, los ojos se dibujaron digitalmente y se colocaron en el lugar adecuado en cada órbita para correlacionarlos con la anatomía y la forma de cada órbita. Finalmente, cada músculo facial fue dibujado digitalmente e individualmente, añadiéndolos al cráneo en su posición correcta, relacionándolos con las inserciones musculares presentes en el cráneo.

(NEW) Stage 8

Hew tiene una base de datos muy extensa con un depósito de imágenes de caras humanas en alta resolución, con mucha diversidad en los individuos caucásicos. Para añadir piel y así finalizar la reconstrucción, características faciales de varios individuos que coincidían con Ava se seleccionaron, así como una forma de la cara adecuada. Una vez los atributos adecuados fueron seleccionados, se ajustaron y modificaron levemente para hacerlos coincidir con la anatomía del cráneo. Todos estos atributos se montaron en capas diferentes, pero al final se juntaron y modificaron juntos (como si se tratara de un puzle) para producir el resultado final.

Stage 9

Para el cabello, Hew seleccionó lo que seguramente se adecuaría a alguien que vivía en la Edad del Bronce: ni muy descriptivo ni con apariencia moderna. No se añadió ropa, ya que no han sobrevivido suficientes evidencias como para sugerir exactamente cómo se vestían las personas en ese tiempo.

El color de los ojos y del pelo se seleccionó basándose en la población moderna de esta área: pelo castaño y ojos azules es una posibilidad plausible para este individuo. Aun así, es posible que Ava fuera rubia, pelirroja, o con el pelo oscuro, y que tuviera ojos oscuros, grises o verdes. Esperamos que los resultados del análisis de ADN antiguo que está llevando a cabo el Museo de Historia Natural de Londres nos cuente más sobre el color de pelo y de ojos de Ava.

 

Ava (Signed Final Edit 26-07-16)
(c) Hew Morrison

Gracias a Núria Martínez Jiménez para la traducción del artículo al Español.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s